Juegos de niños.

image

Quizá no te des cuenta, pero los niños también se enamoran, es más estoy convencida de que aún recuerdas a esa niña con la que no te daba asco compartir tu almuerzo, ni siquiera tu preferido y a la que regalabas la margarita más bonita de todo el patio para que adornara su pelo, ese que tan bien olía a chicle. Como tú también recuerdas a ese niño con el que jugabas a cazar dragones, capturar seres mágicos o loquesea que fuese. Seguro que también recuerdas ese primer beso en la mejilla, la primera risa nerviosa acompañada de una sonrisa  igual de tímida. El primer secreto al oído, la primera mirada de notechives, miradas complices de las que ya nunca volveremos a ser portadores, caricias con los ojos.

Siempre tendrás en tu memoria a ese niño que te ayudó a levantar cuando te caíste del columpio, o esa niña que te obligaba a jugar a las cocinitas o papás y mamás, con la que negaste haber tocado las lenguas en el estúpido juego de a ver cuánto nos podemos acercar sin rozarlas. Poco te importaba jugar a todo eso con ella si hacíais todo juntos.

Recuerdas cómo era cambiar los cromos con ella en la plaza mayor, te acompañaba tu madre pero la soltabas para que no te viese con ella, tenías que parecer mayor, un niño grande. Te daba igual que te diera un cromo que ya tenías si ella te lo daba. Ella también recuerda cómo compartía contigo su helado favorito sin importarle las bacterias de los chicos de las que su madre tanto le advertía.

Juego de niños supongo, quién fuese ellos de nuevo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s